Telf. 680 14 06 59

Un entrenador Personal no sirve para nada

Si tienes entrenador, estás pensando en contratar un entrenador personal o simplemente eres deportista seguramente te hayas alarmado al ver el título de este post.

En este post te voy a demostrar que contar con la ayuda de un entrenador personal no te va a ayudar a conseguir tus objetivos de salud; a no ser que…

contratar un entrenador personal

1. Aceptes que el cuerpo necesita tiempo para cambiar

El entrenamiento y la mejora que lo acompaña lleva tiempo. Hay que aceptar que es un proceso de cambio y no vendrá de la noche a la mañana, será duro y habrá que luchar por ello. El entrenador te guiará en el camino y te motivará cuando decaigan tus ánimos pero el cambio es tuyo. Contratar un entrenador personal no es mágico. Los cambios necesitan tiempo.

 

weighing-scale-health-woman-female-diet-nutrition

 

2. Te comprometas a tener una vida activa

Sólo con ejercicio físico y alimentarse mejor no es suficiente. Es una gran parte del pastel. Pero hay que pensar que hay muchas horas durante el día. Si pretendemos que 1h de ejercicio compense una vida sedentaria, ir en coche, trabajar 8 h sentados y ver 2h al día, al final vamos a tener un balance energético positivo ( ingresaremos más calorías de las que demandamos = no estar en forma).

Importante ponerse metas y realizar pequeños retos diarios, caminar al trabajo, subir escaleras en vez de ascensor, dar un paseo después de ir a cenar…todo suma! (mira mi post anterior donde lo detallo)

salud, actividad física

 

3. Mantengas una alimentación saludable

El entrenador personal te prepara un entrenamiento genial, una rutina magnifica y te explica cómo realizar todos los ejercicios para sacar el máximo provecho. Entrenar a tope y lo das todo cada entreno. Pero cada día desayuno pastas, consumo mucho azúcar en la dieta y como en exceso.

A la larga no tendré la energía necesaria para entrenar, mis tejidos y órganos no estarán saludables y mi peso no se modificará o aumentará

El ejercicio no lo es todo, hay que abordar el cuerpo desde varios focos, y esa parte está sólo en tus manos.

perder peso, grasa corporal

 

4. No busques milagros ni ejercicios mágicos

“Quiero un ejercicio para reducir barriga, uno que me quite esto que me cuelga aquí y otro para que me afine esto de aquí…” esto es muy común entre la gente que empieza a hacer deporte.

Ni la mejor rutina del mundo va a conseguir en una sesión y sin esfuerzo lo el cuerpo lleva años soportando (si llevas 3 años sin moverte no podrás ponerte en forma en 1 mes)

Una rutina no es más que un papel con ejercicios. El entrenador te dará los recursos que mejor se adapten a ti. Planificará y estructurará los entrenamientos de la mejor manera. Pero no hay mejor ejercicio que el que se repite de forma constante.

Así que no pienses que por tenerlo escrito en una hoja va a funcionar. ¡¡A entrenar!!

yoga, hipopresivos

 

5. Aprendas de él y lo apliques cuando entrenas por tu cuenta

Si todo lo que te explica tu entrenador sesión tras sesión no lo aprendes y lo aplicas, cuando él/ella no esté no te habrá servido de nada contratarlo.

Recuerda que el objetivo de todo buen entrenador debería ser que llegue un momento que no le necesites. Pero si tus no pones de tu parte todo el trabajo habrá sido en vano.

6- Contratar un entrenador personal

Antes de contratar un entrenador reflexiona si estás dispuesto a darlo todo y a asumir que él es sólo una guía. El esfuerzo es tuyo!

Si eres consciente de todos los puntos anteriores puedes plantearte en serio contratar un entrenador personal. Comienza la búsqueda. te recomiendo que mires antes su experiencia y formación que su precio. Pero este ya es otro tema que trataré en otro post.

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat