Telf. 680 14 06 59

Las chanclas no son el peligro, el peligro son tus pies (información objetiva tras el alarmismo de los medios de comunicación)

 

En los últimos días corre como la pólvora en redes sociales noticias de periódicos de prestigio sobre el uso desaconsejado de las chanclas como calzado en verano. Éstos son los titulares que podemos encontrar:

 

 

sandals-342672_1280

 

 

Considero que como medios de comunicación deberían dejar de banda los titulares alarmistas y centrarse un poco más en dar información veraz y avalada por estudios científicos.

Bajo mi parecer hay cierta información que han dejado de banda o que no es del todo cierta (según estudios científicos) y considero de vital importancia que se conozca.

 

1.Caminar con un calzado plano no es perjudicial, siempre y cuando…

 

Tu pie esté preparado para ello, y ésta es la parte que los podólogos se olvidan de comentar muchas veces. El pie está lleno de músculo los cuales tienen como principal función la locomoción (caminar). Éstos músculos son cómo los del resto del cuerpo (esos que queremos tonificar y mostrar en verano) pero con la diferencia de que rara vez le prestamos atención y los fortalecemos.

La debilidad de la musculatura del pie/tobillo es la principal causa de las lesiones y dolores en tobillos, rodillas y plantas del pie

 

feet-604379_1280

 

2.Las chanclas no son el problema, lo es casi todo el calzado del mercado

 

Cada vez hay más estudios que analizan el calzado y sus consecuencias en los pies de la población. Se comienza a llegar a un consenso que avalan el uso de zapatos anchos (donde los dedos puedan expandirse con cada paso para amortiguar) de suela flexible para permitir una mayor movilidad al pie y planos para que no afecten a la pisada natural.

Los zapatos de tacón, de puntera estrecha, de materiales rígidos o de suela amortiguada también son perjudiciales para nuetros pies, en ocasiones mucho más que las chanclas (las de tira en el dedo, las sujetas a tobillo y empeine son de las más aconsejadas)

Otra cosa es que estas recomendaciones les sean rentables a la industria de la moda y del calzado que, la verdad, no lo creo. ¿A quién le gusta ir a una boda o un evento social con zapato plano?

 

shoes-365385_640

 

3.Llevar amortiguación no es lo ideal

 

Poner una suela moldeable e inestable entre nuestro pie y el suelo no es del todo una buena idea. Recuerdas cuando eras pequeño que montabas en los hinchables?, recuerdas lo difícil que era caminar sobre ellos para subir y bajar? Pues así tenemos al pie todo el día, luchando por mantener la estabilidad.

Si ponemos una amortiguación al pie para caminar es como si llevásemos todo el día un collarín o una faja para ayudar a las cervicales o a la zona lumbar, acaso no estará estas estructuras ideadas para un correcto funcionamiento sin ayudas externas? (siempre y cuando las tengamos fortalecidas y preparadas para ello a través del ejercicio claro.

 

sports-shoes-115149_1280

 

4. No uses tacones como remedio para tus males

 

Elevar el talón con respecto a la punta no es la solución. Esta inclinación lo único que va a hacer es cambiar tu alineación corporal (que ahora se ve obligada a curvar tu pelvis para mantener el cuerpo recto) y cambia la forma en que los músculos actúan en cada paso para adaptarse a esta nueva alienación. A la larga genera tensiones y/o dolores en zona lumbar, cervical, rodillas o tobillos.

 

fashion-601557_1280

 

5. El pie es un órgano sensitivo increíble, pero está DORMIDO!!

 

La planta del pie está repleta de millones de receptores sensitivos que dan información sobre presión, temperatura, condición del suelo… éstos son utilizados por nuestro cuerpo para caminar, amortiguar la pisada, mantener la alineación corporal…

 

step-712121_1280

En la mayoría de los casos tenemos estos receptores apagados ya que los llevamos la mayor parte del día “encerrados” en zapatos, zapatillas, suelas amortiguadas y calcetines.

Caminar descalzo en cada es un muy buen primer paso para que el pie redescubra el contacto con el suelo y comience a despertar, con los múltiples beneficios que ello conlleva

  • Mejora en la alineación corporal
  • Mejora en la movilidad general
  • Mejora en la fase de amortiguación del pie
  • Mejor alienación de los dedos a largo plazo
  • Aumento de la estabilidad y el equilibrio

Y además…

  • Te obliga a limpiar el suelo más a menudo cuando miras tus plantas delo pies… jejejeje

 

En definitiva, creo que los medios deberían completar las noticias y dar toda la información para que sea la gente la que decida de verdad lo que es y lo que no es perjudicial para su salud.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat