Telf. 680 14 06 59

Tener una vida saludable en 6 sencillos pasos

Llega septiembre y después del desorden de las vacaciones, las paellitas, las cervezas, los viajes, y los excesos nos planteamos objetivos y retos como el de tener una vida saludable.

Uno de ellos suele ser el de comenzar a tener una vida saludable controlando aspectos como el ejercicio y la alimentación. Aunque en la mayoría de ocasiones fracasamos por no conocer qué estrategias y cambios realizar.

vida saludable, salu, alimentación, entrenamiento personal

Muchas veces aquellas las pequeñas acciones continuadas en el tiempo nos dan más resultados que intentar cambiar toda nuestra forma de vida de la noche a la mañana.

Veamos 6 cambios que podemos introducir en nuestra vida de manera sencilla que nos abrirán el camino a nuestro objetivo

1- Contar pasos

La tecnología en ocasiones nos hace la vida más fácil. Hoy en día existen multitud de aplicaciones que nos ayudan a saber nuestro movimiento diario, contar los pasos, calcular calorías controla la actividad y con ello tener una vida más saludable …

Aplicaciones como MovesGoogle fitHealth mate o shine pueden serte útiles
calorias, contador, app

 

Instálala en tu móvil y te sorprenderás lo poco que nos movemos a los largo del día. Un primer paso es establecer un objetivo de pasos teniendo en cuenta que:

  • 6000 pasos es muy poco
  • 8000 pasos es mejorable
  • 10000 pasos está bien
  • 12000 pasos sería un día bastante movido
  • + 12000 suelen ser deportistas

De esta manera podrás tener una vida más activa y un mayor gasto calórico que se verá repercutid en la composición corporal y en la salud cardiovascular.

 

2- Controla el agua que bebes

La deshidratación puede causar muchos problemas y trastornos en el organismo, como por ejemplo retención de líquidos, mala circulación, dolores de cabeza, cansancio… mejorar tu nivel de hidratación es un buen punto de partida para aumentar tus niveles de salud y es tan fácil como estar pendiente de cuánta agua tomas. No hay un número objetivo claro ya que dependerá de tus característica, tu alimentación, la meteorología… pero intenta beber de forma regular, y comer fruta y verdura. Puedes controlar el color de tu orina para saber tu estado de hidratación.

 

hidratación

 

3- Cambia a una vida activa

Cada vez más tenemos hábitos de vida que nos perjudican la salud, el móvil, el ordenador, el coche, el puesto de trabajo, el ritmo de vida… todo nos hace mantener posiciones sedentarias durante largas horas y niveles de estrés muy altos. Sería una buena opción empezar a realizar hobbies o periodos de tiempo lejos de esas malas influencias, apagar el móvil por un rato, pasear por la montaña o la playa, hacer deporte con amigos o con la pareja… todo lo que nos permita mover el cuerpo y liberar la mente nos hará tener una vida saludable.

 

hcer vida activa

 

4- Descubre la meditación

El cuerpo no puede mejorar si nuestra mente no le deja. Solemos tener el pensamiento puesto en las cosas que debemos hacer, en los problemas que vendrán, qué haré cuando… pero nos olvidamos de relajarnos y vivir el presente. Eso es la meditación, parar y ser consciente de tú aquí y ahora, pensar en tu respiración y sentir tu cuerpo y tus emociones. Esta sencilla práctica tendrá multitud de beneficios para tu mente y tu cuerpo y los notarás enseguida. Liberarse de las prisas, los compromisos y las obligaciones por un rato recargará las pilas de tu cerebro

 

meditar

 

5- Rutina de ejercicios de 15 minutos

Tenemos la mala costumbre de empezar el ejercicio a lo bestia, con mucha intensidad y sesiones muy largas. Esto nos produce un agotamiento extremo, agujetas y nos hace que en unas semanas tiremos la toalla. Una opción más progresiva y pautada puede hacernos mantener el hábito del ejercicio más tiempo. Puede ser una buena opción plantearse el hacer 15 minutos de ejercicio cada 2 días al principio. De esta manera nos aseguramos varias cosas:

  • No podemos poner la excusas del tiempo
  • La intensidad no será excesiva
  • Mantendremos un estímulo constante al cuerpo de manera regular y gradual

 

tener una vida saludable

 

De este modo con el tiempo iremos aumentando las sesiones y la intensidad conforme nos lo pida nuestro cuerpo y nos habituemos a entrenar.

6- Cambios semanales en la alimentación

Del mismo modo que pasa en el entrenamiento intentamos el lunes comer totalmente diferente a como lo hemos hecho hasta ahora, como si fuéramos otra persona. Esto nos crea un estrés que hará que en unas semanas volvamos a comer más. Quizá sería mejor realizar pequeños cambios semanales en la alimentación asumibles y que no supongan un cambio radical. Con el paso de las semanas y casi sin darnos cuenta habremos realizado un cambio muy grande en nuestra dieta y lo habremos incorporado como hábito. Algunos objetivos semanales de ejemplo

  • Dejar las bebidas azucaradas
  • Probar cereales diferentes
  • Dejar los postres
  • Reducir los cigarrillos
  • Reducir el café
  • Bajar la toma de lácteos

alimentación saludable

 

Recuerda que para empezar con una rutina de ejercicios no es necesario apuntarse a un gimnasio ni siquiera, desde casa, en la montaña, en la playa o en un parque puedes comenzar a entrenar.

Aquí os comparto mi página web http://www.homemadefitness.fit/videos-fitness/ donde podréis encontrar rutinas para realizar sin material desde casa.

Comienza a cambiar estas pequeñas cosas y conseguirás grandes resultados.Tener una vida saludable no es tan difícil como pueda parecer. Para empezar el camino hay que dar el primer paso.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat